Naturgy afronta una Junta con su escisión parada pero con la inversión en niveles récord


Naturgy afronta una Junta con su escisión parada pero con la inversión en niveles récord

 

Barcelona, 30 mar (.).- La energética Naturgy (BME:NTGY) afronta el 2 de abril una Junta General de Accionistas que llega con el proyecto de escisión en dos de la compañía, llamado Géminis, parado y sin perspectivas de avances, pero con la inversión, enfocada principalmente en las renovables, en niveles récord.

La Junta, que se celebrará en Madrid, se presenta sin grandes novedades más allá de la aprobación, ya anunciada, de un dividendo complementario de 0,40 euros por acción, con lo que se completarán así los 1,40 euros por título prometidos con cargo al ejercicio 2023.

Dos años después del anuncio de que Naturgy se dividiría en dos compañías cotizadas, una centrada en las infraestructuras reguladas (transporte y distribución de energía) y otra en los negocios liberalizados, entre ellos el de renovables, el proyecto Géminis, que la vicepresidenta Teresa Ribera ha tildado en algunas ocasiones de inoportuno, sigue encallado.

El proyecto «tiene todo el sentido estratégico», pero «no se dan hoy las condiciones para se pueda ejecutar», dijo el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, el mes pasado, al presentar los resultados de 2023, un ejercicio en el que la compañía batió récord de ganancias, con 1.986 millones de euros, un 20,4 % más que en 2022.

Pese al parón de este proyecto de escisión en dos, Naturgy continúa apostando fuerte por la inversión, a la que destinó 2.944 millones de euros en 2023, un 53 % más que en 2022, de los cuales el 66 % fue dirigido a España y el resto al extranjero.

Un 90 % de la inversión se canalizó hacia proyectos de transición energética, de forma que Naturgy invirtió 1.730 millones en la generación de energía renovable, mientras que otros 900 millones se invirtieron en las redes de distribución.

Naturgy suma por tanto 6,5 GW de capacidad instalada de generación renovable en operación (3,3 GW de generación eólica, 2,2 GW de generación hidroeléctrica y 1 GW de fotovoltaica), y espera acabar el año 2024 con alrededor de 8 GW de capacidad instalada operativa, a lo que hay que sumar una cartera de proyectos en desarrollo por aproximadamente otros 20 GW, principalmente en España, Australia y EE.UU.

De cara a 2024, la compañía precisó recientemente que invertirá otros 3.000 millones, por lo que si supera la cifra de 2023 batirá otro récord inversor.

Blackrock (NYSE:BLK), en el grupo de accionistas de referencia

En el plano interno, una vez descartada la opción de nombrar a un consejero delegado, la principal novedad de los últimos meses ha sido la compra, por parte de Blackrock, de GIP por unos 12.500 millones de dólares.

Esa operación, anunciada a mediados de enero, implica que Blackrock se suma al grupo de accionistas de referencia de la compañía, ya que es propietario indirecto de un 20,6 % de Naturgy -que es el porcentaje actual en posesión de GIP- y además ostenta un 0,92 % del capital de forma directa.

Reynés aseguró a finales de febrero que no le correspondía valorar operaciones que impliquen a accionistas de Naturgy, pero que está previsto que la gestión de los activos de infraestructuras siga recayendo en sus socios de GIP, que ya están presentes en el consejo de la energética.

En cuanto a las especulaciones acerca de si inversores como CVC tienen un plazo marcado para salir del capital de Naturgy, por el momento este fondo no ha verbalizado nada en ese sentido.

Más allá del de la irrupción de Blackrock, Criteria se mantiene como primer accionista, con un 26,7 %; mientras el vehículo Rioja, que aglutina al fondo CVC y a la familia March, ostenta un 20,7 % del capital; en tanto que el fondo australiano IFM ha alcanzado un 15 %.

En todo ese contexto, la Junta se presenta con pocas novedades, ya que servirá para aprobar las cuentas de 2023, que se saldaron con esas ganancias de 1.986 millones, si bien la evolución en bolsa de la compañía no es positiva en este arranque del año, en el que acumula una caída superior al 20 %.

También se prevé someter a votación durante la Junta la gestión del consejo de administración durante 2023, el informe anual sobre las remuneraciones de los miembros del consejo y la autorización al consejo a adquirir acciones propias de la sociedad, entre otros asuntos.

El orden del día también prevé acordar que las juntas generales extraordinarias de la compañía puedan convocarse con una antelación mínima de 15 días.

En cuanto al dividendo complementario de 0,40 euros, se abonará en el mes de abril, después de que Naturgy ya abonara 0,50 euros por acción en agosto y otros 0,50 euros en noviembre.

De cara a 2024, Naturgy prevé mantener esos 1,40 euros por acción siempre que su calificación crediticia se mantenga en BBB por parte de la firma S&P.

Fuente

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *

Кнопка «Наверх»