Ataques israelíes contra el norte y el sur de Gaza causan decenas de muertos


Un palestino recupera sus pertenencias del lugar donde Israel atacó una casa, en medio del conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, en Ráfah, en el sur de la Franja de Gaza. 26 de marzo de 2024. REUTERS/Mohammed Salem

Por Nidal al-Mughrabi y Mohammed Salem

EL CAIRO, Egipto/RÁFAH, Franja de Gaza, 26 mar (Reuters) — Ataques aéreos israelíes mataron a decenas de palestinos en ambos extremos de la Franja de Gaza durante la noche, afectando a la zona en torno al hospital al-Shifa, en el norte, y a Ráfah, en el extremo sur, donde más de un millón de personas han buscado refugio.

En el norte, donde se libran intensos combates desde hace más de una semana en torno a al-Shifa, miembros de la familia Haseera dijeron a Reuters que decenas de personas habían muerto en un ataque que arrasó un complejo familiar cercano al mayor hospital de Gaza.

«Una nueva masacre contra las familias de Abu Suhail Abu Haseera, sus hijos y nietos, en total unas 30 personas», dijo Abu Ali Abu Haseera, miembro de la familia, en un mensaje de texto enviado a Reuters.

Periodistas de Reuters no pudieron llegar a los alrededores de al-Shifa, que las fuerzas israelíes asaltaron el 18 de marzo. Israel afirma haber matado y detenido a cientos de combatientes de Hamás que utilizaban el hospital como base. Hamás y el personal médico niegan la presencia de combatientes y afirman que se ha acorralado a civiles.

En el sur, donde más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza se refugian en Ráfah, junto a la valla fronteriza con Egipto, las autoridades sanitarias declararon que 18 personas, entre ellas ocho niños, murieron en un ataque contra la casa de la familia Abu Nqaira.

Mantas y ropa de niños estaban esparcidas entre los escombros el martes por la mañana, donde los familiares rebuscaban entre los restos para recuperar pertenencias. En el exterior, un pilar de hormigón armado había aplastado un automóvil calcinado. Los familiares lloraban sobre los cadáveres depositados en la morgue de un hospital cercano.

Israel afirma que planea una ofensiva terrestre en Ráfah, donde cree que se refugian la mayoría de los combatientes de Hamás. Su aliado más cercano, Estados Unidos, se opone a tal asalto, argumentando que causaría demasiado daño a los civiles que han buscado refugio allí.

También en el sur, continuó por tercer día el asedio de tanques en torno a otros dos hospitales de Jan Yunis.

Israel lanzó su asalto a la Franja de Gaza después de que combatientes de Hamás cruzaran la frontera en desbandada el 7 de octubre, matando a 1.200 personas y capturando a 253 rehenes, según los recuentos israelíes.

Las autoridades sanitarias del enclave gobernado por Hamás afirman que al menos 32.333 palestinos han muerto y 74.694 han resultado heridos en la ofensiva israelí, 107 de ellos en las últimas 24 horas. Se teme que miles de personas más hayan muerto y no hayan sido recuperadas entre las ruinas.

Naciones Unidas dice que Gaza está al borde de la hambruna, con toda la población sufriendo una grave escasez de alimentos, la mitad en el nivel más alto de catástrofe, y una muerte masiva inminente a menos que llegue más ayuda de inmediato. Israel niega ser el culpable del hambre en Gaza e insiste en que está dejando entrar suficientes alimentos.

La oficina de prensa de las autoridades de Gaza, dirigidas por Hamás, dijo que 18 palestinos habían muerto en el último día intentando recuperar cajas de ayuda lanzadas desde el aire. Doce se ahogaron persiguiendo la ayuda que cayó al mar y otros seis murieron arrollados por la multitud.

Se culpó a Estados Unidos de recurrir a lanzamientos aéreos peligrosos e ineficaces, en lugar de presionar a su aliado Israel para que permita la entrada de más ayuda por tierra.

El lunes, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó una resolución exigiendo un alto el fuego inmediato entre Israel y Hamás, después de que Estados Unidos se abstuviera en la votación.

Israel criticó la decisión de Washington de no desplegar su derecho de veto sobre la medida, que según Israel no cambiaría nada sobre el terreno.

Hamás acogió con satisfacción la resolución del Consejo de Seguridad, afirmando en un comunicado que «afirma su disposición a participar en intercambios inmediatos de prisioneros por ambas partes».

(Reporte de Nidal al-Mughrabi en El Cairo y Mohammed Salem en Gaza; escrito por Nidal al-Mughrabi; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Fuente

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *

Кнопка «Наверх»